SERIGRAFÍA TEXTIL

SERIGRAFÍA TEXTIL

La tinta se aplica de un lado del marco con una racleta de goma, se ejerce presión y con fuerza se distribuye la tinta bajando por toda la malla, en las zonas donde no se debe estampar se coloca un barniz especial para bloquear el paso de la tinta. Esta acción produce una imagen cuando la superficie inferior de la pantalla entra en contacto con el material sobre el que se va a imprimir.


Además, la serigrafía es una técnica de impresión repetitiva; una vez que el primer modelo se realiza, la impresión puede ser repetida muchas veces sin perder definición.


Realización de diseños


1-Se realiza el diseño completo (dibujos, ilustraciones, fotografías…)  varios
2-Se pasa una idea en boceto a diseño final
3-Se realizan pequeños retoques con el ordenador adecuando los diseños al
proceso de impresión.
4-El comienzo de un trabajo exige discernir exactamente lo que se espera
conseguir
5-Se toman de decisiones en cuanto a técnicas y acabados a aplicar

Pre impresión.
Separación de colores y filmación de los fotolitos. Es necesario tener en cuenta variables como: las características del tejido  sobre el que se imprimirá (grosor, composición), la capa y el tipo de tinta a utilizar, la lineatura y los ángulos de inclinación de las tramas, etc. Confección de moldes de impresión. Es necesario hacer uno por cada color.


Se precisan moldes de impresión de madera o aluminio de diferentes tamaños; tejidos de poliéster de diferentes aperturas de trama, cinta adhesiva de papel. El proceso se compone de las siguientes fases: entelado de los moldes de impresión, desengrasado y emulsionado, insolado, revelado, retoque y bloqueado.

corte de prenda en serigrafía, serigrafia textil, 3.91 kb, serigrafía textil

Una vez tensado el tejido del molde se emulsiona con un material fotosensible aplicándosele por contacto el fotolito con la imagen y exponiéndose a la luz en la insoladora. La luz endurece la zona emulsionada libre de imagen y la parte no expuesta a la luz se diluye por contacto con agua quedando zonas libres de emulsión a través de las cuales puede pasar tinta.
Se pasa a hacer el encintado de pantallas bloqueando y retocando las zonas en que hay puntos de emulsión abiertos para que la tinta salga única y exclusivamente por las áreas de impresión.
Preparación de colores.

Preparación y ajuste del tono, intensidad del color, viscosidad, tacto, opacidad, etc. en la sala de tintas. Ajuste de la tonalidad en masa una vez impreso el color,
comprobación de fuerza de coloración y contrastes y correcciones.
Impresión.
La impresión se realizará con las pantallas a través de los huecos libres de emulsión arrastrando las tintas manualmente con una rasqueta de caucho. La tinta se deposita sobre el tejido. Cuando los formatos de la impresión son muy grandes resulta muy complicado hacerlo manualmente porque no es posible mantener el mismo nivel de presión en toda el área de impresión por lo que se hace necesario el uso de una máquina que cumpla esa función de arrastre de la rasqueta sin que esto le reste su carácter artesanal al producto final.
El proceso de depósito de tinta sobre el soporte es realizado a través de un tejido técnico que nos permite medir la cantidad de tinta depositada y el curado de las tintas se hace generalmente mediante horno de secado
Control de calidad
Es necesario realizar un control de calidad constante y en varios puntos del
proceso puesto que cualquier diferencia que se produzca en una de las
numerosas variables a controlar puede hacer malograr el resultado final.